Caloría negativa

No hay comentarios en Caloría negativa

 

El concepto calorías negativas se refiere a las calorías de los alimentos que queman más energía durante su digestión de la que contienen. Este concepto está aún en discusión (Ivan et al., 2017).

La teoría de las calorías negativas, que no está formalmente aceptada por la comunidad médica ni otras ciencias biológicas, propone que las calorías que se ingieren con ciertos alimentos, especialmente alimentos industriales, se gastan en la propia digestión de estos alimentos. Y no solo las calorías del alimento son quemadas sino que algunas calorías extras harán falta para la digestión de estos alimentos.

La existencia de las calorías negativas está siendo extensamente debatida y su validez científica aún no ha sido confirmada.

En especial se refiere a las proteínas, ya que su aporte calórico es de 4 calorías por 1 gramo aprox, pero para poder metabolizarse, el cuerpo gasta 8 calorías, es decir, las proteínas de alta calidad o con buena biodisponibilidad, tienen un saldo final de -4 calorías, es por esto que muchas dietas cetogénicas altas en proteínas tienen un gran éxito en la reducción de peso aunque no sean hechas al pie de la letra, porque hacen que el sistema digestivo constantemente esté gastando energía para poder metabolizar los nutrientes que aporta la dieta.

 

Controversia
No hay evidencia científica que demuestre que alguno de estos alimentos tenga un impacto calórico negativo. Los alimentos que se dice que tienen calorías negativas son en su mayoría frutas y verduras bajas en calorías como apio, naranja, limón, lima, manzana, lechuga, brócoli y repollo.  Sin embargo, el apio tiene un efecto térmico de alrededor del 8%, mucho menos del 100% o más requerido para que un alimento tenga «calorías negativas».

Las dietas basadas en alimentos con calorías negativas no funcionan como se anuncian, pero pueden llevar a la pérdida de peso porque satisfacen el hambre al llenar el estómago con alimentos que no son densos en calorías.  Un estudio de 2005 basado en una dieta baja en grasas a base de plantas encontró que el participante promedio perdió 13 libras (5.9 kg) durante catorce semanas y atribuyó la pérdida de peso a la menor densidad energética de los alimentos como resultado de su bajo contenido de grasa y alto contenido de grasa, contenido de fibra y aumento del efecto térmico.

Sin embargo, estas dietas no son «calorías negativas» ya que aportan energía. Otro estudio demostró que las dietas con calorías negativas (ENT) tienen la misma eficacia que las dietas bajas en calorías (LCD) para inducir la pérdida de peso cuando ambas dietas se combinan con ejercicio.

Una vez se especuló que la goma de mascar era un «alimento con calorías negativas», sin embargo, un estudio sobre la goma de mascar informó que la masticación quema aproximadamente 11 kcal (46 kJ) por hora.  Por lo tanto, una barra de chicle que contenga alrededor de 10 kcal requeriría ser masticada durante una o más horas para alcanzar el nivel de «calorías negativas».

Fuente

Caloría negativa. Wikipedia, La enciclopedia libre. Desde https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Calor%C3%ADa_negativa&oldid=132219097.

Tags: 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: